Córdoba despierta a la Gracia

Salida procesional de la Santa Cruz 2019
19 septiembre, 2019
Celebración Eucarística
14 octubre, 2019

Córdoba despierta a la Gracia

El día 29 de septiembre de 2018, a las 20:45 horas, daba comienzo la Salida Procesional Extraordinaria desde la Santa Iglesia Catedral hasta nuestra parroquia. Previamente tuvo lugar, la misa de Acción de Gracias preparatoria presidida por el Deán del Cabildo Catedralicio D. Manuel Pérez Moya en la Capilla de Villaviciosa.

Con un cortejo de más de 200 hermanos, 100 costaleros y unos 120 músicos, se abrió paso Nuestro Titular en un abarrotadísimo Patios de
Los Naranjos, en medio de una expectación poco usual, dada la importancia de la efeméride que se estaba terminando de celebrar, la del IV Centenario
de la llegada de Nuestro Titular a la casa de la Trinidad. Previamente, en el transcurrir del paso por las naves catedralicias, nuestra Agrupación Musical estrenó la marcha procesional “La Misión”. Momentos de recogimiento e intimidad con Nuestro Titular que a buen seguro, permanecerán imperecederos en la mente de todos los allí presentes. Con el repique atronador de las campanas de la torre de la Catedral, giraba
nuestro paso en la Puerta del Perdón hacia Magistral González Francés donde una emotiva levantá dedicada a nuestras Hermanas Cistercienses del Monasterio de la Encarnación precedería el estreno de la segunda marcha procesional dedicada a Nuestro Titular “La Cruz del Nuevo Mundo”.
Entre la multitud que abarrotaba las calles de la judería, el Santísimo Cristo de Gracia avanzaba imponente, sobrio, solo por única vez, en su
inconfundible paso procesional. El gran trabajo de la cuadrilla, equipo de capataces y la perfecta conjunción con los sones de la Agrupación Musical,
hacía invitar a la oración de todos los cordobeses y venidos desde los diversos puntos de la geografía mundial.

Adentrándonos ya en el barrio de San Lorenzo, nuestro Hermano Antonio Prieto, interpretó magistralmente junto a nuestra Agrupación Musical el Himno al Santísimo Cristo de Gracia.

 

Ya en la plaza que lleva su nombre, María Isabel España, nos deleitó como siempre hace con una de esas saetas que nos trasladan décadas atrás, recordando a nuestra querida María “La Talegona”.
Tras el último giro en la puerta de nuestro cocherón, culminaba uno de los días que a buen seguro, permanecerá en el corazón de todos los Hermanos del Cristo de Gracia como uno de los mayores testimonios de fe nunca antes visto en nuestra ciudad.